Psicología ¿la conoces?

La psicología nos acompaña desde que abrimos los ojos por la mañana hasta que elegimos lo que vamos a cenar. Si nuestro día a día se tratara de un lienzo, la psicología sería el pincel que daría forma y sentido a los colores que tenemos al alcance, es decir, al  mundo que nos rodea. El trabajo de un psicólogo es el de facilitar el desarrollo de tus habilidades con dicho pincel, para que seas capaz de plasmar  colores sobre el lienzo dando significado a la pintura y sobre todo, lo más importante, provocar las emociones propias del arte.

 

Ser psicólogo me ha dado la oportunidad de conocer más de cerca al ser humano creador y partícipe de su creación: nuestra sociedadlienzo de la psicología

Si hablamos de la vida humana, estamos hablando de una vida social. Las personas estamos constantemente creando y modificando nuestro entorno, al mismo tiempo que nos adaptamos a él.

Damos vida a  nuestro lienzo con los colores disponibles, a trazos de pincel participamos en las obras de los demás, copiamos estilos, creamos grupos y nos adaptamos a las nuevas tendencias de vivir. Durante este proceso de adaptación, que abarca toda nuestra vida, aparecen conductas y actitudes que interfieren en su saludable desarrollo. Provocan borrones, grietas y trazos desagradables sobre el lienzo.

El trabajo del psicólogo, llegados a este punto, consiste en proporcionar las herramientas necesarias, potenciar habilidades y guiar la salud psicosocial de las personas para que puedan culminar su obra de arte.

He creído oportuno utilizar una metáfora para intentar mostrar  de cerca qué es la psicología, una disciplina de la ciencia llena de estigmas sociales, en el que el desconocimiento propicia rechazo, en el que los tabús se mantienen por encima de la experiencia. Es tarea de todos los profesionales acercar “el arte” de la psicología a toda la sociedad para que puedan beneficiarse de ella.