¿Cómo interaccionan? Redes sociales y relaciones de pareja. Las relaciones de pareja, como todos sabemos, se caracterizan por ser muy diferentes unas de otra, podría decirse que cada relación constituye un ente único, no existen dos relaciones iguales. De esta forma para poder identificarnos en una relación necesitamos utilizar aspectos de la misma y compararlos, del mismo modo, si queremos solucionar problemas adoptando estrategias que han servido en otras relaciones debemos de estar preparados para saber adaptarlas. En otras palabras, cada relación es un mundo y en cada mundo gobiernan unas leyes y reglas no escritas diferentes.

Entendido lo anterior, sabemos que la psicología resulta de gran utilidad a los miembros de la pareja para construir un ente (la relación) que se amolde a las necesidades de ambos.

En esta ocasión haremos referencia a como afectan las nuevas tecnologías comunicativas a nuestra relación. Hablamos de  redes sociales como Facebook.

Las redes sociales son perfectas compañeras, nos mantienen en contacto con el resto del mundo y más de cerca con nuestros allegados. Es común que cada miembro de la pareja maneje varias redes. Hasta aquí todo parece idóneo, y así debería de ser.

Sin embargo,  vemos que éstas se encuentran en el centro de reiteradas discusiones de pareja, que generan un estrés en las partes, que escapa al control emocional y se llegan a convertir en auténticas pesadillas.

Las redes sociales ejercen mucho poder sobre las personas que  las usan, me atrevería a decir que el uso es directamente proporcional al poder que nos ejerce. Manejar este poder de manera eficaz y solventar las dificultades que surjan a su alrededor depende de varios factores. 

1- COMUNICACIÓN en la pareja. Hablar sobre todos los temas de forma fluida, adquirir hábitos saludables de tratar los temas, discutir cada asunto con claridad y exponer las preocupaciones sin tabúes constituye un arma de defensa frente a las emociones encontradas que se dan en las redes sociales.

2-CONFIANZA en el otro. La confianza es el pilar principal en toda relación, y cuando hablamos de redes sociales, donde la vida social se hace pública, es fundamental tener unos buenos pilares de confianza.

3-ESPACIO individual. Respetar el espacio personal, la identidad en las redes y la forma de relacionarse con el resto de forma individual es, sin duda, el antídoto perfecto para no caer en las trampas de los poderes de las redes sociales en las parejas. 

redes sociales y relaciones de pareja

Como todo entorno en el que se desenvuelva una pareja, la experiencia de ambas partes juega un papel fundamental, por ello, las parejas jóvenes son las que viven con mayor incertidumbre las emociones que genera compartir públicamente una vida de pareja. Es importante no caer en la superficialidad, no adquirir contratos con el entorno que fuercen nuestra intimidad y salvaguardar la de nuestra pareja.

redes sociales y relaciones de pareja

Lo que la realidad ha unido, que no lo separe Zuckerberg